Colombia al borde de una emergencia social?

Publicado el agosto 29, 2013 10:13 pm por with 0 comentarios

EmailGoogle+Marcador

Por: Keler Castañeda G. – Periodista ciudadano

“El tal paro agrario no existe”: Santos

Esta fue la frase ganadora de la semana, que más que disminuir un problema a nivel nacional logró acrecentarlo al punto de generar una protesta que hoy cumple 12 días y que se ha permeado desde el agro hasta casi todas las áreas sociales del país.

Lo que sería un paro convocado por el sector agrario con el fin de solicitar atención y cumplimiento de compromisos adquiridos,  hoy se ha convertido en una convocatoria de nivel nacional que ha logrado reunir a todo un país en torno a la problemática de los campesinos de Colombia que irónicamente cosechan el alimento de una nación pero que hoy, gracias a acuerdos incumplidos y tratados de comercio mal negociados, están al borde de la quiebra.

No solo son los 450 mil lecheros que producen elementos lácteos casi a pérdida o los paperos que gastan más de la mitad de su inversión en insumos y productos químicos, o los camioneros que ven como en menos de  seis años el precio de los combustibles se han triplicado a tal punto de pagar uno de los combustibles más caros del mundo, o los estudiantes que ven con desesperación como se invierten cantidades absurdas de dinero para la guerra y para el pago de una deuda extranjera en lugar de hacerlo para educar a un pueblo.  Son todos los colombianos los que están desesperados con la situación que el país enfrenta.

Solo hasta que los campesinos se vieron obligados a salir con sus ruanas a bloquear las vías,  hasta que todos los sectores sociales se comenzaron a unir a esta protesta social, hasta que las capitales fueron bloqueadas por los menos favorecidos y se comenzó a decretar  toques de queda en diferentes zonas,  el Gobierno Nacional reconoció la magnitud del problema en que se encuentra el país, y decidió sentarse en una mesa de negociación para intentar  solventar esta difícil situación.

En vez de proponerse generar una política sería para el sector rural, el  Gobierno en cabeza del presidente Santos ha decido señalar esta difícil situación como una “tormenta a la cual se espera dar pronta solución”, cuando el modelo de desarrollo económico ni siquiera ha decidido de forma seria el papel del pequeño agricultor.

“Estamos atravesando una crisis”, dijo el Presidente Santos  quien luego de ver la fuerza del campo y el apoyo del pueblo señalo que el sector tiene argumentos válidos por lo que espera llegar a un acuerdo para darle fin a este inmenso paro social, para esto señaló la posibilidad de bajar a cero los aranceles de los insumos agrarios, comprar la producción del sector lechero y otra cuantas propuestas que aunque podría darle solución a corto plazo a los diferentes sectores con el pasar del tiempo  podría generar un gran desorden y desasosiego que nos llevarían a un peor momento que el que estamos atravesando.

Mientras tanto este jueves el país sintió la fuerza de los casi 7 millones de campesinos, de los estudiantes, de los conductores,  de los educadores y de los diferentes sectores sociales que decidieron tomarse las calles de las ciudades que impulsados por el sector agrario despertaron de un largo reposo que en muchas zonas del país se manifestó en violencia y desordenes.

Lamentablemente hoy los colombianos no vislumbran el  fin a esta parálisis agraria y por el contrario ven como el precio de los alimentos aumentan hasta en un 300 por ciento y como todos los sectores enfurecidos se van sumando a este gigantesco paro el cual se va haciendo cada vez más inmanejable y que bajo los ojos del gobierno puede estallar hasta el punto de llevar a la nación a una emergencia social.

 

* Keler Castañeda es productor de radio y televisión